América no lo quiso ganar

CRÒNICA

El Clásico Capitalino resultó la batalla que se esperaba. Las emociones no faltaron en Ciudad Universitaria, en donde hubo de todo: goles, grandes atajadas, mucha pasión, dos porteros que se pusieron la capa de héroes y hasta intervención del VAR.
Con todo y eso, nadie pudo sacar ventaja. Diego Lainez adelantó a los de Coapa; Martín Rodríguez emparejó. Roger Martínez tuvo el del triunfo desde los once pasos, pero se encontró con un Alfredo Saldívar en plan grande. 1-1 final y la promesa de que el drama se apoderará el domingo de todo Santa Úrsula.

EL JUEGO
Un clima a pedir de boca, un escenario pletórico, dos titanes en el campo y un boleto a la final. Todos ingredientes inmejorables para hacer de Ciudad Universitaria un hervidero que estalló en punto de las 20:45 horas con el primer capitulo de la eliminatoria de semifinal entre Pumas y América.
La Universidad, con la obligación de hacer valer su cancha, salió con decisión y convicción de ser protagonista en las acciones. Por su parte, los azulcremas fueron cautos, plantaron bien a su línea de zagueros y le dieron la invitación a su oponente para jugar en su terreno.
Los auriazules se desbocaron al frente. Buscaron por todos lados el área rival, mas no pudieron romper con el muro americanista, que por si fuera poco, atrás era liderado por un seguro Agustín Marchesín.
A pesar de los intentos de los de casa, serían los de Coapa los primeros en pegar en la serie. Diego Lainez, quien recibió la confianza para ir de titular, logró colarse sin marca por el sector derecho del área. Con confianza y libertad, el joven crema disparó con potencia a primer poste. Saldívar recostó, pero no pudo hacer nada. ¡Gol de América! Las Águilas volaban en CU.
Heridos por el gol de visitante recibido, los Pumas se mostraron urgidos por encontrar a como diera lugar la igualada, misma que “Marche” les arrebató de milagro, cuando en un tiro de esquina, el rebote dentro del área cayó en Carlos González. El paraguayo disparó y la bola salió en un sentido opuesto al viaje del meta americanista, el gol ya se cantaba, pero el argentino estiró la pierna y apagó el grito de la parcialidad local.
Pese a no atacar mucho, América daba sensación de peligro cuando iba al frente, incluso pudieron ampliar su ventaja de no ser por la intervención de sus defensores, así como de Alfredo Saldívar, quien le arrebató la gloria a Paul Aguilar con una oportuna atajada.
Hasta ahí quedó todo. La historia continuaría escribiéndose en una segunda mitad que tendría consigo más emociones.
Impulsada por su gente, la UNAM emparejó rápido tras la reanudación. Alan Mozo se sumó por su banda y sacó desde la derecha un centro venenoso y rasante. Martín Rodríguez, sin marca, no tuvo más que impactar de primera el esférico. Nada que hacer para Marchesín, que vio como le rompieron el arco. Ya había justicia en el marcador.
Con el 1-1, las revoluciones bajaron. América adelantó un poco sus líneas y encontró respiro. Pumas, aunque no se llevaba por delante a su oponente, era el que más intentaba, aunque serían los emplumados los que tendrían en sus manos el segundo gol.
Una mano de Arribas dentro del área generó la alerta en el VAR. Santander fue notificado, revisó en la pantalla y señaló la pena máxima. Roger Martínez, con muchos titubeos, ejecutó con displicencia y sin fuerza. El “Pollo” Saldívar se vistió de héroe al recostar y atajar sin conceder rebote.
La inyección de ánimo del meta universitario alcanzó a sus compañeros y Carlos González se quedó a nada de la voltereta con un potente disparo que estremeció el poste.
Cerca de la recta final, América apretó el paso. El ingreso de Ibargüen generó problemas a la defensa de la U. El colombiano tuvo un par de mano a mano y en ambos, Alfredo, con la mano o el pie, fue el vencedor.
La cosa no dio para más pese a los intentos de ambos. La moneda está en el aire y la definición promete ser de alarido en el Azteca.

GOLES

ACCIONES

 

¡Duelazo en los arcos! Marchesín y Corona, a prueba

Las porterías son el primer sector en donde el mano a mano está cantado entre un par de arqueros top

América, con la medida perfecta para ganar a Cruz Azul

Los de Coapa poseen una paternidad marcada sobre los cementeros en duelos directos en el Azteca

¡Vengan los goles! Las duplas atacantes serán exigidas

Milton Caraglio y Martín Cauteruccio de un lado, Oribe Peralta y Roger Martínez del otro, ¡se esperan goles!

Herrera y Caixinha, dos escuelas chocarán en el Azteca

Ambos son hombres sumamente pasionales y temperamentales a la hora de estar en el banquillo

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS