Antonieta Gaxiola salió de casa para crecer

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

YA no es la niña que comía tierra cuando no la veían sus papás.
Ahora Antonieta Gaxiola es una de las máximas representantes del ciclismo y quien aspira a seguir cosechando éxitos y poner en alto el nombre de México.
La doble medallista de oro en el pasado Nacional, expresó. “Estuve retirada casi tres años de la bicicleta, pero cuando me volví a subir a una, sentí una gran conexión con las ruedas, con el viento, fue cuando le dije a mi mamá que deseaba dedicarme nuevamente a la pedaleada. Y ella sonriente me dijo que sólo así dejaría de comer tierra y andar jugando en el lodo. Esto cuando tenía doce años”.
Desde ese entonces, Antonieta ha recorrido muchos kilómetros, alimentando sus sueños.
“Tuve una niñez muy bonita comiendo de todo y jugando, pero cuando fue mi primera competencia y la gané en un Nacional, ya no me quise separar de la bici. Claro que desde entonces tuve que cuidar mi alimentación. A mis 17 años no voy a fiestas con amigos, no tomo ni fumo, porque la prioridad es el deporte”.
La hermana de la también ciclista Daniela, argumentó que no se arrepiente de pertenecer al alto rendimiento a su corta edad.
“Porque cuando compito es una experiencia muy bonita, que supera todo lo que he dejado atrás y refleja cosas mejores. Mis primeras medallas fueron para mi mamá María Antonieta, y conforme he ido creciendo han sido otras etapas, por lo que cada logro va formando parte de mi crecimiento, con otros sentimientos”.
Antonieta habla con orgullo de toda su familia, de cuando fue la primera vez que salió de su casa para enfrentar su primera concentración.
“Sentí un nudo en la garganta cuando mis papás me vinieron a dejar en el CNAR, pero como aquí está mi hermana, pues la recomendación fue para ella. Y sus consejos fueron que era para crecer y superarme. Y creo que hasta la fecha lo estoy cumpliendo”.
Antonieta se dijo feliz de ser considerada una ciclista con un futuro brillante.
“Claro que me está costando porque llega un momento en que deseo ir a bailar, que me gusta mucho, pero reflexiono y veo todo lo que tuve que pasar en mi primera competencia para alcanzar el oro. Es como recapacito y tomo nuevo aliento para seguir adelante”.
Otros de sus hobbies de la Gaxiola es el yoga, además de leer y estudiar.
“Me apasiona patinar, pero ya no lo hago porque puedo tener lesiones. Hay más cuidado con el entrenamiento. También voy a la gimnasia. Ahorita me estoy preparando para la Olimpiada Nacional y el Mundial. Parece que me iré a unas competencias a Estados Unidos para foguearme. Hay muchos planes. Así que vienen cosas mejores en el ciclismo”.

Paty Guerra tiene de aliado al mar

Patricia Guerra quiere ayudar a niños de tres y cuatro años con problemas cardiovasculares

Natalia Botello, campeona del Campeonato Nacional de Esgrima

La subcampeona olímpica juvenil ya tiene en la mira los Panamericanos en Lima

Bronce para México en el Mundial de Gimnasia de Trampolín

Dafne Navarro Loza y Melissa Flores Garza hicieron historia en San Petesburgo

Alegna González e Ignacio Zamudio no se ponen límites

Son una dupla temible que silenciosamente se han colocado en los mejores peldaños internacionales.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS