Ajo y agua

Ajo y agua

Ambos equipos, de los más grandes en nuestro futbol, están matemáticamente eliminados y, peor tantito, arrastrarán problemas en la tabla de cocientes: el Guadalajara iniciará el Apertura en el último lugar, junto con Gallos, y Universidad, en la posición 12

POR HUGO SÁNCHEZ

Nuevamente dos grandes del futbol mexicano están fuera de la Liguilla, y esto llama mucho la atención por las formas como se han manejado estos dos importantes equipos, Chivas y Pumas, que nos deberían seguir acostumbrando a estar presentes en la llamada fiesta grande de nuestro futbol, pero lejos de eso se encuentran hundidos en una crisis de resultados que ya me parece preocupante.

Lamentablemente, Chivas, por ejemplo, suma ya su cuarto torneo sin estar presente en Liguilla después de la añorada etapa con Matías Almeyda, quien fue el auténtico líder que comandó esta etapa corta, pero brillante, consiguiendo Copa y Liga (Clausura 2017). Ahora, en cambio, da tristeza ver cómo se está desenvolviendo en todas sus áreas, y obviamente es preocupante.

Tomás Boy, su ahora técnico, se está dando cuenta de manera directa que realmente está siendo muy difícil sacar adelante a un equipo que está hundido en una sinergia de pesimismo generalizado en todas las áreas. Espero que le den tiempo a Boy, y por supuesto que le respalden eligiendo jugadores que mucha falta le hacen en diferentes líneas del campo, porque, de no ser así, Tomás no va a poder frenar esta caída en picada en la que se ha encaminado el cuadro tapatío.

En el caso de Pumas ha entrado también en una etapa de mucho nerviosismo, por no estar en la Liguilla, y después del partido contra Cruz Azul no fue nada positivo el que se viera públicamente una charla poco agradable entre el presidente Rodrigo Ares de Parga y el director deportivo, Leandro Augusto, ya que fue visto por todo el futbol mexicano, y obviamente se nota la desesperación, la molestia y la frustración que hace que Pumas no esté nuevamente en la fiesta grande, ya que la temporada anterior, con David Patiño, con las mismas limitaciones que tiene el cuadro felino ahora, se consiguiera bastante para estar presente en la Liguilla, y esto seguramente tendrá consecuencias internas para buscar soluciones a esta imagen que no ha sido agradable, por lo menos para los que nos interesa y preocupa que Pumas esté en mejores condiciones.

Ojalá que se tomen las decisiones pertinentes para resolver este mal momento por el que pasan dos equipos de los considerados grandes en el futbol mexicano.

MUY BIEN POR BENZEMA

El tiempo le dio la madurez y responsabilidad a Karim Benzema, uno de los tantos grandes jugadores que, en su momento, han sido abucheados por el Santiago Bernabéu. El juicio por parte de los aficionados lo ha vivido el también francés Zinedine Zidane, su ahora técnico, y quien, en esta segunda etapa como entrenador del Real Madrid, le ha vuelto a dar toda la confianza al delantero.

Cierto es que el conjunto merengue sufre una de las peores temporadas de la historia, pero parte de su grandeza surge de la unión y de nunca dejar de pelear, tal como lo dije desde el principio, con la destitución de Julen Lopetegui, en octubre del año pasado.

Y para muestra, basta un botón: Karim Benzema, aquel delantero de 31 años de edad en el que pocos creyeron, sobre todo en el verano pasado, cuando Cristiano Ronaldo decidió dejar al equipo para probar mejor suerte con la Juventus, que, por cierto, el sábado se proclamó en Italia como el primer campeón entre las principales Ligas de Europa. La escuadra italiana llegó así a ocho títulos de manera consecutiva, una marca impresionante.

Me da mucho gusto por Benzema, quien ha dado la cara por, no lo olvidemos, el mejor equipo del mundo, durante las últimas temporadas.

Eliminados de la Champions League y prácticamente sin posibilidades de pelear por el título de la Liga española, el delantero francés lleva ocho goles en los últimos seis partidos.

Además ha escrito su nombre en la historia del Real Madrid, al ser el primer jugador que firma dicha cantidad de goles de manera consecutiva y sin que algún otro compañero de equipo lo haga. Es un dato grande, como grande es Benzema.

Entiendo su confianza cuando se le preguntó por la posibilidad de que el Real Madrid fiche a otro delantero. Karim ha tomado su segundo aire, y está a dos goles de igualar su mejor marca desde que llegó al Bernabéu, hace casi 10 años.

Ha sido muy importante el apoyo que Zidane le ha dado, sobre todo ahora que Kylian Mbappé dejó en claro que no dejará al París Saint Germain, y que verá al Real Madrid como un aficionado más, después de celebrar el título de la Liga francesa, ayer, con tres goles frente al Mónaco, su anterior equipo.

Mención aparte merece el París Saint Germain, convertido en el segundo campeón entre las principales Ligas europeas, con 19 puntos de ventaja.

Así pues, honor a quien honor merece. Bien por Karim Benzema; ha respondido como los grandes.

¡Que te lo digo yo!

COLUMNAS ANTERIORES
<