Ajo y agua

Ajo y agua

No entiendo por qué la seguimos llamando Liga Mexicana, cuando más bien es la Liga Internacional por la cantidad de extranjeros que hay en nuestro balompié, y aquí obviamente la asamblea de dueños es la que pone las reglas del juego, pero es bien sabido que esto, a corto y a mediano plazo, va a perjudicar mucho el nivel de la Selección Nacional y más cuando no tenemos la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana en cuanto a clubes se refiere, y no se diga la Copa América a nivel de Selección Nacional.

Todo eso es un daño tremendo que los directivos no han sabido calcular, el enorme perjuicio que esto está causando, y más cuando los dueños no se dan a respetar en lo referente a tener las acciones divididas entre todos los equipos que militan en la Primera División del futbol mexicano y en todos los circuitos; todos deben ser los dueños de los derechos de transmisión de la Liga Mexicana, tanto en nuestro propio país como en el extranjero.

Cuando hablo de extranjero, me refiero a que hay que comercializar como lo hacen la liga inglesa y la liga española, que reciben cientos y hasta miles de millones de euros o dólares, como lo quieran ver. Imagínense los millones de dólares que recibiría todo el futbol mexicano; obviamente no recibiríamos las mismas cantidades que ellos, pero habrá que tener a alguien profesional, autónomo, que trabaje para vender la transmisión de los partidos de la Liga Mexicana a todo el mundo, y esto es una labor profesional y dedicada para alguien que sea similar a lo que representa Javier Tebas en España.

Este señor cobra un sueldo muy alto, pero sabe promover la liga española y la está vendiendo muy, pero muy bien. He sugerido, primero, que la liga sea autónoma, con un presidente autónomo, y que hagan estas gestiones para que todos los ingresos que reciba el futbol mexicano sean repartidos entre todos los equipos que están en la Liga Mexicana. ¿A qué me refiero? A que se haga una distribución equitativa entre todos los entes que conforman nuestro futbol, pues sólo así lograremos un futbol auténticamente profesional que daría a ganar a todos equipos.

Si nuestro futbol quiere mejorar para que en algún momento podamos nuevamente incorporarnos a la Copa Libertadores, a la Copa América y pensar en ganar estos torneos, y por qué no, si logramos una buena promoción y todos los equipos se hacen valer, habremos dado un gran paso.

Pero si los dueños no dejan de hacer negocios propios en las negociaciones de las transmisiones de televisión, nunca habrá unión en el futbol mexicano, como ha acontecido en nuestra historia, y siempre estaremos manejados por monopolios, cuando en estos tiempos ya no podemos permitir que haya ni monopolios ni dictaduras. Tenemos que ser profesionales todos para poder tener resultados.

Un ejemplo de lo que están haciendo los españoles es jugar partidos amistosos o de pretemporada en países donde se van promocionar para luego vender su liga, para que los vean y así reciben ingresos con los que pueden comprar a los mejores futbolistas del mundo.

El Real Madrid, por ejemplo, está haciendo pretemporada en Canadá y Estados Unidos, el Atlético de Madrid igual, y no se diga el Barcelona, que desde hace varios años hace pretemporada en diferentes países como China, Japón y algunas naciones árabes, todo esto como una campaña de promoción y venta, y el futbol mexicano tendrá que hacer algo similar, pero

lo primero que hay que lograr es que los dueños del futbol mexicano deben ser todos los equipos, tanto de Primera, como de Liga de Ascenso, Segunda, Tercera, Femenil, en fin, todos los circuitos, y todos deben salir beneficiados, obviamente de manera proporcional.

Hay equipos mexicanos que van a jugar a Estados Unidos regularmente porque buscan ganar dólares, y no está mal, aunque tiene que haber un lineamiento para poder proporcionar y vender el futbol mexicano a muchos países, pero con las mismas estructuras que tienen el futbol español y el inglés. Hay que hacerlo ya. No hay de otra.

!Que te lo digo yo!

COLUMNAS ANTERIORES
<