Las reglas y los reglazos

Las reglas y los reglazos

Mejor vete a lavar los trastes

La Supercopa de Europa es un partido que disputan el vencedor de la Liga de Campeones de la UEFA y el vencedor de la Liga Europea de la UEFA. En esta ocasión, la número 44 de su historia, se jugó en el Vodafone Park, de Estambul, Turquía, el pasado 14 de agosto.

Curiosamente se enfrentaron dos equipos de la Premier Ligue: Liverpool, ganador de la Champions, y Chelsea, ganador de la UEFA, aunque ninguno de los futbolistas que saltó inicialmente a la cancha, enfundado en la camiseta de The Blues, era oriundo del Reino Unido.

La francesa Stéphanie Frappart se convirtió en la primera mujer en arbitrar un encuentro de alto nivel en el viejo continente, quien a sus 35 años estuvo acompañada en las bandas por su compatriota Manuela Nicolosi y por la irlandesa Michelle O´Neil.

Su trabajo fue sobresaliente, pero no estuvo exento de jugadas polémicas. En mi opinión, fueron tres las decisiones las que le ayudaron a obtener una calificación sobresaliente.

La primera ocurrió apenas al minuto 4 del partido, cuando luego de una chilena de Sadio Mané el balón pegó accidentalmente en la mano de Andreas Christensen y pedían penal. Pienso que se trató de una acción involuntaria, bien apreciada por la colegiada, quien terminó señalando, acertadamente, tiro de esquina

La segunda, se suscitó al minuto 39 cuando Pulisic emparejó los cartones a un gol; sin embargo, fue pillado en posición adelantada. Decisión apretada; pero correcta, que terminó por anular la anotación del Chelsea.

Y la tercera, ya en tiempo extra, cuando a los 100 minutos el arquero de origen español Adrián San Miguel derribó en el área a Tommy Abraham para que la silbante francesa no dudara en señalar la pena máxima que implicó el empate a dos en el marcador.

Terminó señalando un total de 22 faltas, 10 cometidas por el Liverpool y 12 por el Chelsea, mostrando tres cartones preventivos, dos a los rojos y uno a los azules. De su estupenda condición física y sus excelentes desplazamientos en la cancha, luego hablamos. ¡Fue un deleite verla pitar! “Aplaudo con las dos manos” la inclusión de las mujeres en nuestro querido deporte. No es cuestión de género, es cuestión de capacidad.

Desde luego que también contó la conducta ejemplar mostrada por todos los deportistas que estuvieron en la cancha brindando un gran encuentro de futbol y no ocurrió como cuando en México, hace algunos años, debutó como árbitra central en la Primera División Virginia Tovar y desafortunadamente no faltó el futbolista que le dijera, de manera más que impropia… “mejor vete a lavar los trastes”.

COLUMNAS ANTERIORES
<