Las reglas y los reglazos

Las reglas y los reglazos

O todos rabones

Hoy arranca el torneo de Clausura 2019 en el balompié mexicano y tal cual lo pronosticamos en la pasada colaboración periodística, dos silbantes harán su debut en la Primera División Profesional. Sabíamos que los iban a debutar esta temporada; pero, nos sorprendió que fuera en la fecha uno.

Edgar Ulises Rangel se presentará en el máximo circuito con el encuentro Puebla vs. Cruz Azul que se disputa hoy por la noche; mientras que, Mario Humberto Vargas Mata hará lo propio en el partido que marcará el cerrojazo de la primera jornada Lobos BUAP vs. Santos, el domingo por la tarde.

Se trata de los dos primeros silbantes que la actual Comisión de Árbitros debuta; toda vez que, empezaron a trabajar con lo que les dejaron o con lo que encontraron; pero de a poco, han empezado a formar a los nuevos elementos.

Siempre aplaudiré cuando se le dé oportunidad a un joven nazareno y esta vez, no será la excepción. Desde esta tribuna les mandamos un caluroso abrazo de gol, portador de una felicitación y los mejores deseos para que se consoliden como jueces estelares; así como, que sus carreras trasciendan a nivel internacional.

El que reaparece en las canchas es Francisco Chacón Gutiérrez, quien llevará el Pumas vs. Veracruz en Ciudad Universitaria. En lo personal, a mi me gusta mucho cómo pita don Francisco, sobre todo cuando sale en plan grande y se deja de “colmilladas”.

Sin embargo, ha trascendido que menudo problema se le viene a las autoridades de la Liga Mx; en virtud de que, en otras actividades que Chacón Gutiérrez ejerce fuera de las canchas, está el de ser regidor en Irapuato Guanajuato.

La cuestión aquí, hasta donde yo entiendo, es que se trata de un puesto de elección popular y los estatutos balompédico impiden mezclar la política con el futbol.

Serán los abogados del departamento legar de la FMF quienes tomen cartas en el asunto. No luce nada bien. Ya existen antecedentes, baste recordar que a mi amigo Gilberto Alcalá Pineda, en su momento le truncaron su carrera arbitral y todo porque se postuló para Diputado Local en su natal Cuernavaca.

A ver qué pasa; pero ojo, a Alcalá no “le dieron las gracias” cuando ganó la elección ni cuando tomó posesión, se la aplicaron desde que se postuló. Por eso, es de extrañar que Chacón siga pitando tan campante. Digo, o todos coludos… o todos rabones.

 

COLUMNAS ANTERIORES