Las reglas y los reglazos

Las reglas y los reglazos

Ya está domada

 

El próximo viernes 16 de octubre a las 19:30 horas, en el estadio Victoria de Aguascalientes, al momento en que el silbante Adonaí Escobedo haga sonar su ocarina para iniciar las hostilidades, por fin se romperá el ayuno balompédico al que fueron sometidos los amantes del futbol, cuando los hidrorayos del Necaxa reciban la visita de los Xolos de Tijuana, al celebrarse la fecha 14 del Guardianes 2020.

Un par de horas después tocará el turno al duelo Mazatlán vs. Ciudad Juárez, en donde por fin se podrá estrenar el estadio Mazatlán, conocido como el Kraken, con público en las tribunas.

Según la mitología escandinava, el Kraken es una monstruosa y colosal criatura marina que habitualmente se ilustra como un pulpo o calamar gigante, que recorría los mares aterrorizando a embarcaciones y marinos, a los cuales hundía con sus enormes tentáculos. Y por eso, atinaron a bautizar al flamante inmueble de dicha manera ¡Hágame usted el favor!

Supuestamente no se podrá exceder el 50% de cada uno de los estadios, en el caso que nos ocupa del Victoria y del Kraken. No se permitirán más de dos personas sentadas juntas, se deberá de respetar la sana distancia de metro y medio, los aficionados no podrán ver el partido de pie, ni en las escaleras ni en los pasillos. Los inmuebles deberán de estar sanitizados y las zonas tradicionalmente destinadas a los grupos de animación permanecerán cerradas ¡Órale!

¿De verdad creen ustedes que el culto público que suele asistir a los estadios de futbol vaya a respetar todas las medidas exigidas? En mi opinión, se trata de una decisión temeraria de parte de las autoridades (in) competentes; tanto balompédicas como municipales. Digo, ¡Están viendo la procesión y no se hincan!

Esto contrasta con las noticias que llegan procedentes de la madre patria, en donde el gobierno de Cataluña ha sido tajante advirtiendo que “será imposible autorizar la entrada al público al graderío del Camp Nou, em próximo 24 de octubre, cuando se lleve a cabo el Derby español, en donde la escuadra blaugrana recibirá la visita de su acérrimo rival, los merengues del Real Madrid.

Aunque la UEFA ya autorizó que los encuentros puedan ser presenciados por un 30% de aficionados, las autoridades sanitarias se han opuesto, lo que me parece una decisión razonada, inteligente y responsable.

Pero acá ¡Qué caray!, que entre el 50% de la gente. Que a cada asistente se le entregue su “detente” (milagrosa estampita que al parecer ha resultado con un alto grado de eficiencia y confiabilidad) … al fin y al cabo que la pandemia … “ya está domada”.

 

 

COLUMNAS ANTERIORES
<